Comida sana, vida sana.

0
439

Hemos leído incansablemente que una vida sana nos ayuda a tener mejores condiciones de vida. Ha de ser la edad, por que para muchos, este tema cada día toma más importancia.

Mi querida amiga Debbie, me invitó a tomar el curso de “Comida Sana, Vida Sana” impartida por la famosa Mónica Strauss. Inevitablemente tuve que decir que sí. Toda la información que les voy a compartir es de su curso.

Mónica estudió para chef en el Culinary Institute of America, y desde 1998 hace curos sobre alimentación sana.

Factores que influyen en la salud

Según el reporte de La Londe, del año 1974 realizado en Canadá, sugiere que existen cuatro determinantes generales que influyen en la salud, a los cuales les llamó:
Biología humana.- estudia la información genética que cada individuo tiene.
Ambiente.-todos los factores que provienen del exterior y los cuales el ser humano no tiene control sobre ellos como es la contaminación, radiación, etc.
Ambiente doméstico.- factores externos pero que el individuo puede controlar como es fumar, comer grasas trans, etc.
Forma de Vida.-la decisión de cada individuo sobre el cuidado de su salud.

Somos lo que comemos

Aquí viene lo interesante, la comida que consumimos determina en gran parte nuestra salud. ¿Por qué? Porque o nos ayuda a estar mejor, o nos enferma.

Entre más naturales y sencillos sean nuestros alimentos, mejor nutridos vamos a estar.

Los alimentos que llegan generalmente a los supermercados tienen que ser transportados desde el campo hasta nuestro plato. Para que tengan los alimentos esta vida “más larga” pasan por fertilizantes, insecticidas, hormonas, antibióticos, radiaciones, hidrogenación y/o baños de cera.
Si nos ponemos a pensar en esa manzana cortada y empaquetada que encontramos en el súper que nada mas no se pudre… ¿Qué tanto tendrá para que no se eche a perder, si al momento de partir una manzana en nuestra casa, empezamos a verla oxidarse?

No hay que alarmarse. El punto no es ser extremista, pero sí concientizarnos de lo que nosotros comemos y lo que le damos a nuestra familia.

Personalmente me aterra ver a niñas que después de los 8 años ya empiezan a desarrollarse. ¿Y cómo no? La leche, el huevo y el pollo que les damos tienen un alto grado de hormonas. Somos lo que comemos, que no se nos olvide.

Otro punto muy interesante es

¿Por qué la gente se está enfermando tanto?

Mónica nos explica que hay tres factores que están definiendo las enfermedades de hoy en día y son:

Estrés
Alimentación
Genética

Antes la genética definía si íbamos a tener cáncer o diabetes, entre otras enfermedades, pero hoy en día conel estilo de vida y la alimentación estamos cambiando esto al grado que enfermedades como Diabetes 2 que aparecía en gente mayor de 40 años, ahora aparecen en niños de 4 años.

Lo bueno de estar consientes de lo que comemos, es que tenemos la opción de protegernos.

 

¿Cómo reducir los riesgos?

1.- Ingerir alimentos altos en antioxidantes 

Mónica nos comenta que está comprobado que las cápsulas o suplementos que dicen tener antioxidantes no sirven, la única manera de tenerlos en nuestro cuerpo, es ingerirlos.

Los alimentos que contienen más antioxidantes son: Frijoles negros, cítricos (que se coman inmediatamente después de cortarlos), granada roja, brócoli, espinacas, coliflor y manzanas con cáscara, entre otros alimentos.

2.-Reducir la exposición a fuentes ambientales de radicales libres como es el cigarro, contaminación, DDT, etc.

3.-Mejorar las deficiencias nutricionales múltiples con el cambio de dieta.

Todos estamos en cierta medida mal nutridos y expuestos a radicales libres que nos van intoxicando y oxidando (envejeciendo).Si hacemos un pequeño cambio y empezamos a dejar atrás la comida “fake” o que no nos nutre, y en cambio comemos cosas que no solo nos nutren sino que nos ayudan a estar más fuertes, como son los antioxidantes, tendremos más salud.

Hoy en día vivimos más preocupados en la talla de ropa que somos, que si en verdad estamos realmente nutridos, y a pesar de que el cuerpo es muy noble en la juventud y aguanta, sin duda nos lo cobrará con enfermedades más tarde.

Pequeños cambios a nuestra vida diaria y a la de nuestros hijos, puede hacer un gran cambio. Desde retrasar el envejecimiento y prevenir enfermedades, hasta tener una mejor calidad de vida.

image

image

image

El próximo post les daré más información, tips y recetas de Mónica.

Ese día nos dio a probar un biscotti de chocolate y una galleta de nueces, las dos hechas con quínoa considerado como un “super food”.

También nos dio una ensalada fría de quínoa y ¡todo estuvo delicioso!

@MamitaGallina

 

Comentarios