Hijos y pareja. Cómo encontrar el balance.

0
928

En el artículo The “Me” Before Motherhood de Meryl Hartstein, contribuidora del Huffington Post, hace un breve análisis sobre la maternidad que me gustó y se los quiero compartir. Lo que más me llamó la atención fue la siguiente frase:

“We (parents) were meant to reinvent ourselves that is why the thirst for knowledge never ceases…”

Para todos los que somos padres, esto es una realidad. La vida cambia, para bien, pero cambia. Tenemos la gran bendición de tener uno o varios hijos que le dan significado a todo lo que somos y hacemos, pero también tenemos menos horas de sueño, más responsabilidades, más estrés, menos tiempo para la pareja y para nosotros.

Tarde o temprano, llega un momento en el que debemos volver a lo que nosotros somos, “reinventarnos”, y buscar lo que queremos.

¿Qué nos gustaría hacer?

¿Jugar golf, hacer más ejercicio, escribir, leer, viajar?

Parece mentira que a ésta altura de la vida, tengamos que hacer una pausa y una reflexión sobre lo que queremos, encontrarlo y redefinirnos.

Lo más difícil de esto es: aceptar que queremos hacer algo más y ¡darnos permiso de tenerlo! La culpa y la creencia de que los padres no deben ver por sí mismos, debería ser obsoleta.

¿Por qué digo esto?

Si dejamos que todo lo que hacemos día a día sea únicamente para la familia, sin darnos cuenta, nos olvidaremos de nosotros y/o de nuestra pareja. El desbalance, tarde o temprano, nos lo va a cobrar.

Varios de los divorcios y parejas que viven descontentas a mi alrededor, (no en todos los casos, aclaro) tienen hijos pequeños y llevan un par de años de casados. Se han separado principalmente porque ya no salen juntos, no se divierten como lo hacían, y sienten que la verdad, ya no hay conexión. Sin querer se distanciaron, y cada uno ha creado un camino sin el otro.

Me sorprende oír estas historias por que se fueron desgastando poco a poco, no pasó nada grave, no se dejaron de querer, es sólo que ya no  tienen nada, a parte de sus hijos, que los una.

En lo personal, no ha sido fácil encontrar un balance. Me he puesto la meta de tener una cita por lo menos una vez a la semana o cada 15 días en dónde estamos solos, sin interrupciones. Por pequeña que sea ésta acción, a los dos nos divierte y nos une.

No hay una receta perfecta. Lo mejor es platicar mucho con la pareja y entonces hacer lo que sea bueno para ella (específicamente.)

En mi opinión, en la medida que te quieras y valores, y alimentes la relación con tu pareja, tus hijos aprenderán a cuidarse a sí mismos, y cuidar lo que aman.

Buena semana!

@MamitaGallina

Comentarios