Mi 1a mastografía y la prevención del cáncer de mama

0
538
cancer de mama-prevencion-mastografia-mamografia-mujer-40

mastografia-cancer de mama- 40-prevencion-ultrasonido-mammography

 

Ser la novata ante pruebas tan importantes, como es la mastografía, me causa dos cosas: 1) convertirme de repente en una comediante –literal hago bromas con los doctores y enfermeras- o 2) en mujer al borde de un ataque de nervios. Mi experiencia es que acabo siendo más veces la “chistosita” del lugar que la otra, pero lo que me parece interesante de la escena es ver cómo reaccionamos ante cosas nuevas, ¿no les pasa?

Era martes por la mañana, así que llegué temprano acompañada de mi café.

¿Qué tan difícil puede ser esto? Pensé.

Había leído que a muchas les dolió, pero mas allá del dolor, leí la importancia que tiene checarte después de los 40 años, sobretodo si hay algún familiar que haya tenido cáncer de mama. Trataba de estar seria, en mi papel de señora a punto de entrar a una mastografía -no se ni se cómo debe ser eso- pero no podía. Me empecé a reir pensando en la chistosísima escena de la mastografía de “Bienvenidos a los 40” en dónde Debbie (Leslie Mann) es apachurrada por todos lados ¡jajaja! ¿la vieron?

Amo esa película, por cierto.

bienvenido a los 40-mastografia-pelicula-comedia-cancer de mama

 

Ni modo. Todas las que tenemos 40 años o más, no podemos escoger tener o no una mastografía. La prevención es la mejor manera de cuidarnos, y si en dado caso sí se encontrara cáncer de mama, la probabilidad de curarnos es alta.

Así que muy decidida me puse mi -horrenda- batita azul claro, y entré al cuarto helado.

OUCH. Ok duele bastante. De verdad pensé que iban a estallar por la presión. Lo bueno es que dura muy poco tiempo la incomodidad y sólo son 4 veces (2 posiciones diferentes) para sacar 4 diferentes imágenes.

Así sentí que me quedaron ¡jajaja! Ya estaban advertidos de mi sentido del humor en estos casos.

 

IMG_7556

 

Después me pasaron a un cuarto de ultrasonido y la doctora en turno me checó. Recuerdo la última vez que vi uno  y fue cuando estaba embarazada. En éste no había nada emocionante, y espero se mantenga así. Estuve alrededor de 20 minutos en los laboratorios y acabó todo. Salí con ganas de festejar y tomarme un vino por lo menos, pero a las 11 de la mañana se mi hizo una grosería, ¡pero sí quería!

 

Otro de los recuerdos que vinieron a mi mente mientras me hacian la mastografía fue la historia de mi amigo, Martín Gavica. Él es el creador de Fundación Bella y me acuerdo que me platicaba que empezó la labor de fotografiar mujeres que han sobrevivido el cáncer de mama con sus amigos y familiares, ya que él perdió a su madre desgraciadamente por no checarse a tiempo. Ahora él trabaja haciendo conciencia sobre la prevención del cáncer de mama y a pedirle a todas las mujeres que se exploren ya que es curable si se detecta a tiempo.

Estas son algunas fotos que me saqué con él apoyando a su fundación.

 

martin gavica-fundacion bella-cancer de mama- mama gallina- ana paola villegas 1381593_10151611392451582_368754201_n

 

“El cáncer de mama, es la mayor causa de muerte en las mujeres por cáncer en nuestro país. En gran parte, debido al desconocimiento e inconsciencia sobre la enfermedad que generan en la mujer un estado de miedo y rechazo para realizarse los estudios necesarios. La detección oportuna de esta enfermedad puede salvar la vida de miles de mujeres anualmente.”
noticia_10282_normal[1]

 

mastografia-cancer de mama- prevencion-salud-mujer

 

Se ha demostrado que hacerse mastografías anualmente disminuyen el riesgo de morir de cáncer de mama en un 35% en mujeres mayores de 50 años. Hay confusión sobre cuándo y con qué frecuencia se debe hacer, pero la recomendación es que las mujeres se lo hagan  una vez por año a partir de los 40 años de edad.

Tengamos sentido común, amigas. Si ponemos en una balanza el dolor e incomodidad, y en otra poder prevenir un cáncer de mama, creo que esta clarísimo lo que debemos hacer, ¿no?

Si tienes una historia que me quieras compartir, ¡escríbanme! Lo más fácil es un mensaje en éste blog o por Facebook en mamitagallina.

 

Más vale prevenir que lamentar.

Mamá Gallina

 

 

Comentarios