Reseña: Xocolatl, el xoloitzcuintle mexicano, por @MamiTales

0
1174
xocolatl-libro-niño-perro-lectura infantil-

Xocolat-perro-lectura-mexico-cuento-libro-leer

Sobre el libro

Titulo: Xocolatl, el xoloitzcuintle mexicano | Escrito por: Agustina Tocalli-Beller; Ilustrado por: Inés Hüini | Fecha de Publicación: 1ero de Junio del 2015 | Editorial: Artes de México y del Mundo | Pages: 32 | Edad recomendada: 2-6

Hace unos cuantos meses, tras publicar la lista de Cultura Mexicana en cuentos para niños, Agustina Tocalli-Beller nos contactó a Mamá Gallina y a mi diciendo que sería excelente incluir su libro Xocolatl. Al no conocer el título, le pedí si me podría facilitar una copia para hacer una reseña y compartir Xocolatl con nuestros lectores. Tras un largo silencio cibernético por mi parte, gracias a las vacaciones de verano, finalmente acá les comparto este hermoso libro.

Te puede interesar: Yoga en cuentos

Sinopsis

Xocolatl, mejor conocido como Xoco entre su familia y amigos, llegó a vivir al Museo Dolores Olmedo para enaltecer orgullosamente su lugar como el perrito más antiguo. Desde la época de los Aztecas, los xoloitzcuntles, o perros sin pelo, acompañaron a los habitantes de México. Sin embargo, Xoco se pone muy triste al darse cuenta que los niños y demás visitantes del museo lo evitan por su peculiar aspecto. Armándose de valor y confianza en sí mismo, Xoco decide ir a Expocan a enseñar a todos quién es él y lo especial que es su raza.

Librerías Gandhi    Cafebrerías El Péndulo    y    Amazon

Mi reseña

Escrito pensando en niños pequeños, Xocolatl tiene un lenguaje sencillo y divertido, y algunas partes en verso, explorando las emociones que los más pequeñitos puedan tener: si mi mamá y mi papá me dicen que haga algo, ¿por qué los demás reaccionan así conmigo? Es un cuento en el cual al final la moraleja es que hay que creer en uno mismo y no dejarse vencer. Más allá de la historia, que es bastante linda, lo que me fascinó fueron los dibujos de Inés Hüni.  Las ilustraciones están hechas con técnicas mixtas, con colores brillantes, texturas y fotografías integradas.  Al final del libro estoy segura que los chiquitos que visiten el museo Dolores Olmedo no pasarán la oportunidad de ir y jugar con estos simpáticos perritos.

Al final del libro tienen una foto del verdadero Xocolatl, y se las comparto con lo que dicen de él:

XocolatlFotoMe llamo Xocolatl. Soy uno de los perritos xoloitzcuintles más jóvenes del museo Dolores Olmedo. Vivo aquí, en este hermoso lugar, junto con mis hermanitos Nahual y Citlalli. Convivimos con nuestros papás, Maya y Chiconahuapan, y con nuestros tíos, otros nueve xolos que llenan de vida los jardines del museo. Me gusta mucho jugar con mis hermanos y encontrar cosas extrañas entre el pasto. Disfruto mucho correr y pasear por el museo, y me gusta hacer nuevos amigos, como tú. Soy feliz cuando vienen a visitarnos y conocer la obra de Frida y Diego, en la que aparecen algunos perritos como nosotros.

¿Cuándo vienes a conocerme?

 

Te puede interesar: México y su cultura en cuentos para niños

Las creadoras

Buscando información sobre las creadoras, me topé con los blogs de ambas. Agustina se describe en su blog, Pequeñas y Grandes Voces de la siguiente manera:

[Soy] escritora, educadora, investigadora académica, publicista y mamá de 4 Pequeñas Grandes Voces.  Nací, fui una peqgranvoz y estudié en Argentina. Seguí estudiando mucho en Canadá. Tanto que un día, luego de un largo trabajo de investigación y tesis, logré un gran diploma: Doctora en Educación y  Lingüistica (M.A. York University – Ph.D Universtiy of Toronto). Estas credenciales siempre me han dado oportunidades de trabajos increíbles, conferencias y publicaciones que no cesan de sorprenderme y enriquecerme.

 

Lo mismo me sucede con otro título que también obtuve en Canadá: el de Mamá. Me lo dieron un primer día de clases, aunque enseguida supe que jamás me graduaría. La carrera de madre es la más larga y exigente de mi vida. Por eso decidí aprender de mis mejores maestros: mis cuatro hijos.  A diario los escucho y tomo nota de lo que dicen y saco conclusiones y lecciones que se convierten en pequeñas grandes historias.

En el blog de Inés Hüini, ImaginArte, ella se describe así:

Nací en Mendoza, Argentina en el año en que el hombre pisó la luna. Me iba a llamar Zelene en honor a la diosa griega, pero por suerte se acordaron de una tía Inés y zafé!

Desde ese entonces anduve por varios lugares.

Por ahora estoy poniéndole colores mexicanos a mi paleta.

Les invito a ver un poco de lo que me gusta hacer!

También encontré el canal de youtube de Inés con un video sobre el proceso creativo que les comparto a continuación.

Un poco más sobre el Xoloitzcuintle

Mejor conocido como el perro sin pelo mexicano o xolo, este perrito se parece a un Manchester Terrier robusto. El xolo es una de las razas más antiguas y raras del mundo, remontándose sus orígenes a hace más de 3,000 años. Artefactos y esculturas de barro de esta raza antigua se han encontrado en tumbas de Colima, tanto de Mayas como de Aztecas. Eran altamente codiciados por su lealtad, inteligencia, y poderes curativos y místicos. El xolo de hoy en día no tiene prácticamente ningún cambio. Se cree que los ancestros de los Aztecas trajeron perros sin pelo llamados “Biche” (que significa desnudo) cuando llegaron a México desde Asia. Los Aztecas tenían a estos perritos como mascotas, pero también los encontraban útiles como calentadores de cama, comida, o para sacrificios a sus dioses. El intenso calor que generan los hacía ser utilizados básicamente como botellas de agua caliente actuales, tanto para dolores de estómago como para articulaciones. El xolo es nativo de México, pero se expandió su presencia también hacia Sudamérica. Hoy los xolos han sido tomados con renovado interés por su carácter dulce, lealtad, limpieza y flexibilidad para hacer de todo. Información encontrada en Dogbreed Info.

 

Gracias nuevamente a mi querida Erika Grediaga, la escritora detrás de Mami Tales.

¡Espero lo hayan disfrutado tanto como yo!

Mamá Gallina

Comentarios