Mi experiencia en McDonald’s

0
642

Hace un par de semanas, McDonald’s me invitó a conocer con un par de amigas, las instalaciones del restaurante de Polanco. Nos enseñaron cómo todo se prepara, la impecable limpieza de la cocina, los utensilios usados por la mañana no se usan en la tarde, la preparación perfecta de la comida, cómo no se mezcla la carne con la verdura, y demás.

El restaurante no solo es impecable, sino que los productos usados son de empresas mexicanas y de esta manera apoyan la economía local, como lo es para BIMBO, FEMSA, lechuga del Bajío, café de Veracruz, etc.

Todo iba genial hasta que nos sentamos a platicar. La pregunta que tenía que hacer, y por la cual llevo años sin comer ahí, es entender cómo esos alimentos nunca caducan. La foto (y el artículo) que encontré en internet, muestra como después de 5 años todo se conserva igual, hasta el pan.

“Nuestras hamburguesas, desde la carne hasta el pan, están hechas tan perfectamente, sin bacterias ni imperfecciones, que no tiene por que echarse a perder, ni caducar.

Perdón pero aquí es donde están equivocados. La comida debe descomponerse para que nosotros también podamos digerirla. Entiendo que es comida procesada, no es la más sana y eso lo sabemos todos, pero hasta la comida procesada que compramos en el super, caduca. ¿Cómo es que esta no?

“Los representantes de McDonald’s de EE.UU., por su parte, han ofrecido su explicación al fenómeno de su comida ‘sin fecha de caducidad’, asegurando que “en el entorno adecuado y ciertas condiciones, específicamente la humedad”, sus hamburguesas, papas fritas y otros elementos del menú se pueden descomponer.” Informa ActualidadRT 
(Aquí esta el artículo completo)

Tengo dos grandes preocupaciones. Una es el alto contenido calórico que tiene la comida en general y en la cajita feliz. Esta tiene como máximo 600 calorías. Aún me parece altísimo este valor calórico para un niño. Cabe mencionar que los niños de este país están en alto riesgo de obesidad. Seamos honestos, ir a McDonald’s es divertido, económico y sabe bien. ¿Qué niño no prefiere esta opción a un plato saludable? Aquí entra nuestra responsabilidad como padres.

Y la segunda, es que esta comida en particular no se descomponga, o lo haga sólo en “entornos adecuados”.

Una manzana, un pan, cualquier alimento, después de unos minutos o días, se descompone en cualquier parte del mundo. No entiendo como en McDonald’s se necesitan tales medidas específicas para su descomposición.

Debo ser honesta y congruente. No puedo recomendar que la gente, y principalmente los niños, coman frecuentemente en McDonald’s.

Se que si hay una emergencia y comemos ahí una vez, esta bien. Pero por lo que se, no lo puedo apoyar ni promover, y mucho menos llevar a mis hijos a comer ahí frecuentemente.

Agradezco a McDonald’s las atenciones que tuvieron conmigo.

“Lo que comes SÍ importa.” – M. Strauss

mamitagallina

Comentarios